Egipto: Hombres armados matan a 235 en la mezquita del Sinaí

Militantes han lanzado una bomba y un arma de fuego contra una mezquita en la provincia egipcia de Sinaí del Norte, matando a 235 personas, según los medios de comunicación estatales.

La mezquita al-Rawda, situada en la ciudad de Bir al-Abed, fue atacada durante las oraciones del viernes.

Es el ataque de este tipo más mortífero desde que se intensificó la insurgencia islamista en la península en 2013.

El presidente egipcio Abdul Fattah al-Sisi se comprometió a responder con “fuerza bruta” después de hablar con los funcionarios de seguridad.

Ningún grupo ha reclamado el ataque, pero los militantes afiliados al llamado Estado Islámico (IS) han sido responsables de decenas de ataques mortíferos en la provincia.

Usualmente atacan a las fuerzas de seguridad y a las iglesias cristianas, y el sangriento ataque a una mezquita asociada con los musulmanes sufíes ha conmocionado a Egipto.

¿Qué ha pasado?

Los testigos dijeron que docenas de hombres armados llegaron en vehículos todoterreno y bombardearon la mezquita repleta antes de abrir fuego contra los fieles mientras intentaban huir.

Se ha informado de que los asaltantes han incendiado vehículos estacionados en las inmediaciones para bloquear el acceso a la mezquita.

Fotos de la escena muestran filas de víctimas ensangrentadas dentro de la mezquita. Al menos 100 personas resultaron heridas, según informes, en hospitales abrumadores.

“Estaban disparando a la gente cuando salían de la mezquita”, dijo un residente local que tenía parientes a la agencia de noticias Reuters. “También estaban disparando a las ambulancias.”

Es el ataque militante más mortífero de la historia egipcia moderna. Bir al-Abed está a unos 211 km de El Cairo.

¿Quién fue el objetivo?

Se dice que los lugareños dicen que los seguidores del sufismo, una rama mística del Islam sunita, se reunían regularmente en la mezquita.

Aunque los sufis son ampliamente aceptados en gran parte del mundo musulmán, algunos grupos yihadistas, entre ellos los IS, los ven como herejes.

El jefe de la policía religiosa de IS en el Sinaí dijo el pasado diciembre que los sufis que no se “arrepintieron” serían asesinados, después de que el grupo decapitara a dos ancianos que se reportaron como clérigos sufíes.

La víctima del ataque de la mezquita también incluyó reclutas militares.

¿Quién podría estar detrás del ataque?

Los islamistas militantes han estado librando una insurgencia en la península del Sinaí en los últimos años, intensificando los ataques después de que los militares egipcios derrocaran al presidente islamista Mohammed Morsi después de las protestas masivas contra el gobierno en julio de 2013.

Desde entonces, centenares de policías, soldados y civiles han sido asesinados, sobre todo en ataques llevados a cabo por el grupo de la provincia del Sinaí, que está afiliado a IS.

En septiembre, al menos 18 policías resultaron muertos cuando el grupo atacó un convoy cerca de al-Arish.

La provincia del Sinaí también ha llevado a cabo ataques mortíferos contra la minoría cristiana copta de Egipto en otras partes del país, y dijo que bombardeó un avión ruso que transportaba turistas en el Sinaí en 2015, matando a 224 personas a bordo.

Ha estado operando principalmente en el Sinaí del Norte, que ha estado bajo un estado de emergencia desde octubre de 2014, cuando 33 miembros del personal de seguridad murieron en un ataque reclamado por el grupo.

Se cree que la provincia del Sinaí quiere tomar el control de la Península del Sinaí para convertirla en una provincia islamista dirigida por la IS.

Un ataque sin precedentes

Los militantes islamistas llevan varios años operando en el norte del Sinaí, principalmente contra las fuerzas de seguridad.

Pero esta es la primera vez que los devotos dentro de una mezquita han sido atacados. El número de víctimas no tiene precedentes para un ataque de este tipo.

El norte del Sinaí ha estado viviendo bajo un apagón mediático en los últimos años. No se ha permitido que ninguna organización mediática vaya allí, incluidas las patrocinadas por el Estado.

La frecuencia de los ataques plantea dudas sobre la eficacia de las operaciones militares. Mientras el ejército libera declaraciones de vez en cuando, reclamando la victoria en algunas partes del Sinaí, parece que la batalla entre el ejército y los militantes no tiene fin a la vista.

¿Cuál ha sido la reacción?

El Presidente Sisi ha declarado tres días de luto. Según se informa, los militares ya han llevado a cabo ataques aéreos en las montañas alrededor de Bir al-Abed.

“Lo que está ocurriendo es un intento de frenar nuestros esfuerzos en la lucha contra el terrorismo, de destruir nuestros esfuerzos para detener el terrible plan criminal que pretende destruir lo que queda de nuestra región”, dijo el Sr. Sisi en un discurso televisado.

El jefe de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, condenó el ataque como “un crimen aterrador que demuestra una vez más que el Islam es inocente de aquellos que siguen la ideología terrorista extremista”.

El Primer Ministro del Reino Unido Theresa May twitteó:”Espantada por el asqueroso ataque a una mezquita en el Sinaí del Norte. Condolencias a todos en Egipto afectados por este acto malvado y cobarde”.

El presidente estadounidense Donald Trump calificó el ataque de “horrible y cobarde”.

El Ministro de Asuntos Exteriores francés Jean-Yves Le Drian calificó el ataque de “despreciable”, mientras que la alcaldesa de París Anne Hidalgo dijo que las luces de la Torre Eiffel se apagarían para honrar a las víctimas.

El ayuntamiento de Tel Aviv, Israel, proyectó la bandera egipcia para mostrar solidaridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *